Antonio Maceo Marryat, el hijo de Antonio Maceo.

Contribucion del hermano Mario Herrera. El único hijo de Antonio Maceo nació en mayo de 1881 en Kingston, Jamaica, fruto de una relación extramatrimonial con Miss Amelia Marryat. De la madre, se dice residía en la calle Princesa y estaba muy enamorada del joven mambí. Poco después de nacido Antonio Maceo Marryat, el padre partió

Contribucion del hermano Mario Herrera.
El único hijo de Antonio Maceo nació en mayo de 1881 en Kingston, Jamaica, fruto de una relación extramatrimonial con Miss Amelia Marryat. De la madre, se dice residía en la calle Princesa y estaba muy enamorada del joven mambí.
Poco después de nacido Antonio Maceo Marryat, el padre partió a Honduras donde se estableció junto a Máximo Gómez y otros patriotas.
El reconocimiento y cariño prodigado a este hijo, es una cuestión a destacar en el profundo humanismo, sentido del honor y amor filial del Titán de Bronce. A pesar de la distancia y del consabido conflicto que pudo provocar en su matrimonio con María Cabrales, prodigo la atención requerida al niño, valiéndose de la sensibilidad de algunos amigos de confianza para hacer llegar a la madre con frecuencia dinero para que se ocupara de la educación y la manutención del chico.
Durante los años de la Tregua Fecunda, Antonio Maceo aprovecho diversos viajes a Kingston, por razones familiares y revolucionarias para estar cerca de su hijo.
No ha podido precisarse la fecha exacta, lo cierto es que, la madre del chico falleció y el padre se hizo cargo de su cuidado llevándolo a Costa Rica donde estaba radicado en 1891. Allí lo inscribió en un colegio de Cartago, donde lo visitaba con frecuencia.
A pesar de su reincorporación a la guerra junto a un grupo de patriotas, el 1 de abril de 1895, no olvido las responsabilidades paternales, y para mayor tranquilidad hizo trasladar a Toñito hacia Kingston al cuidado de su hermano Marcos y su amigo Alejandro Gonzáles a quienes indicó cuestiones precisas sobre la educación y asignaturas que debía recibir el adolescente en formación.
Desde los campos de Cuba Libre enviaba dinero con regularidad, que llegaba por diversas vías, entre ellas, la Delegación del Partido Revolucionario Cubano.
Marcos cumplió las indicaciones recibidas de Antonio y matriculó al joven en el York Castle High School, al decir del propio Marcos ¨el mejor que hay en esta isla¨, donde recibió asignaturas correspondientes a la Enseñanza Media, como Lengua y Gramática Inglesa, Matemática, Literatura, y Composición, , historia, Geografía, entre otras.
Tras la caída en combate de su padre, los últimos fondos para el financiamiento de sus estudios, remitidos en septiembre de 1896, se agotaron.
En junio de 1897 la Delegación del Partido Revolucionario Cubano asumió la educación del hijo de Antonio Maceo en el York Castle High Schoool hasta el fin de la guerra, en que con el cierre de las oficinas del Partido en noviembre de 1898, el dinero para su manutención se redujo a las escasas posibilidades de su tío Marcos.
La situación económica de los integrantes de la familia Maceo Grajales como muchos emigrados resultó difícil y de una miseria espantosa. Marcos apenas resolvía para el sustento de la familia, en una ciudad asolada por las ruina de la recién concluida guerra. El joven Maceo tuvo que enfrentarse a la dura realidad de un país extraño, incluso en el idioma, sin medios de que vivir.
A pesar de las dificultades y la confusión de estos momentos de ocupación militar norteamericana, patriotas radicados en Santiago de Cuba, se solidarizaron con la situación de Toñito y solicitaron ayuda.
En septiembre de 1899, Tomas Estrada Palma, procuró el traslado de Antonio para los Estados Unidos para que matriculase en una escuela superior de Ithaca, estado de New York, para su posterior ingreso en la Universidad de Cornell.
Se graduó en 1909 como ingeniero y en esta misma ciudad conoció a Alice Ysabal Machle con quien contrajo matrimonio y de cuyo fruto nació el 9 de agosto de ese mismo año su único hijo, a quien pondría por nombre Antonio Jaime.
Militó en el Partido liberal para el cual se postuló para representante por Oriente en 1917.
Como único descendiente directo de Antonio Maceo, presidió numerosos actos conmemorativos, como la inauguración el 20 de mayo de 1916 de la estatua de su padre en el parque Maceo.
Durante muchos años, se desempeñó como Ingeniero en la Secretaría de Obras Públicas, llevando una vida modesta y sin ostentaciones. Murió en la ciudad de La Habana el 4 de diciembre de 1952 víctima de cáncer de próstata. Sus restos descansan en el nicho E, no. 6361 del cementerio de Colón.

Mario Herrera's photo.

2 comments
Adm 1
ADMINISTRATOR
PROFILE

Posts Carousel

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

Cancel reply

2 Comments

  • Emerita Rodríguez
    April 7, 2016, 1:56 am

    Gracias por esta interesante informacion de nuestra historia.

    REPLY
  • Myriam
    September 23, 2016, 8:33 pm

    Mi papá y el nieto de Maceo eran amigos desde muy niños, ya que vivían en la misma cuadra y jugaban muchísimo. La mamá era americana y era amiga de mi abuela. El caso es que ya hombres, se vieron aquí en el exilio. El nieto de Maceo era médico y el hombre mas correcto y educado que he conocido. Mi padre me lo presentó en un meeting aquí en Miami. Era un hombre muy buen mozo, de mas de 6 pies, mulato claro y de ojos verdes. Lo que mas me llamó la atención fueron sus magníficos modales y educación. Recuerdo que le dije que era un honor ser nieto de Antonio Maceo, y él me contestó, "sí, indudablemente, pero también es un compromiso enorme ya que todo el mundo piensa que tengo que ser igual que mi abuelo, y como mi abuelo hay uno entre millones, yo nunca podría competir con el".

    REPLY

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos